Una mirada a la construcción de paz en los territorios: VI Foro en DDHH y Paz

“Durante el gobierno de Iván Duque han sido asesinados 268 líderes sociales y defensores de Derechos Humanos”: Indepaz.

Por: Guido Toro

“Luego de casi tres años de la firma del Acuerdo de Paz, hoy destacamos que en tiempos de implementación de dicho acuerdo, y pese a que el Estado colombiano pactó una serie de medidas para garantizar la implementación integral del mismo, hemos constatado la persistencia de la violencia sistemática en contra de líderes sociales (…)”, comunicó el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz – INDEPAZ, en su último informe especial, -Violaciones a los Derechos Humanos en tiempos de Paz-.

Dr. Jhon Freddy Caicedo.

Ante ese complicado panorama, el dr. Jhon Freddy Caicedo le indicó a la Revista EcoRuta que se dirija a una propuesta de construcción de paz en los territorios, con un enfoque en el arte, dándole prioridad a la voz de las mujeres.

Lo anterior tendrá lugar en el marco del VI Foro en Derechos Humanos y Paz, -Territorialidades de Paz-, que se llevará a cabo el próximo martes, 15 de octubre, en el Salón Principal del Centro Cultural de Cali.

El foro contará con la apertura por parte de monseñor Darío de Jesús Monsalve , arzobispo de Cali, facilitador para los diálogos de paz con las FARC, y coordinador de la comisión de obispos que acompaña a los diálogos entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) .

Así mismo, la dra. Laura Betancourt, profesora colombo-estadounidense, quien ha trabajado desde el “Artivismo” por la paz, los derechos humanos, y el acompañamiento a las víctimas, en Medio Oriente, Europa, y América Latina, estará presente en la actividad.

En el foro también se brindará una demostración artística de la capoeira, esgrima, machete, y bordón como creación de resistencia por parte de las comunidades afro en América Latina, entre otras creaciones con base en el arte que se convirtieron en estrategias de paz.

Descargue todo el programa del VI Foro en Derechos Humanos y Paz, aquí.

Un comentario