Cali busca reducir la informalidad y generar oportunidades a través de política pública de desarrollo económico

Concejo de Cali. Santiago de Cali, septiembre 12 de 2019.-  Concejales de Cali dieron vía libre a la primera política pública de Desarrollo Económico que tendrá el Municipio para los próximos 10 años, apostándole al bilingüismo, la industria del cine, la disminución de trámites para crear empresa y estímulos tributarios para inversionistas que generen empleabilidad sostenible entre otras bondades.

Imagen del portal

Así lo determinó el Concejo al aprobar en segundo debate el proyecto de acuerdo 106 presentado por la Administración Municipal, con ponencia de los Concejales Fernando Alberto Tamayo Ovalle y Diego Sardi de Lima.

17 Concejales presentes en la plenaria aprobaron la ponencia y el articulado presentado por Tamayo Ovalle, mientras que la Concejal Patricia Molina Beltrán presentó voto negativo a todo el contenido del proyecto de acuerdo 106.

Entre las novedades que propone la política pública de Desarrollo Económica para Cali está la de crear una central de abastos para el oriente, fortaleciendo lo que hoy se tiene con la central de abastecimientos del Valle Cavasa.

Fernando Alberto Tamayo Ovalle coordinador ponente, explicó que además de la central de abasto del oriente, también se propone el banco de las oportunidades, para contrarrestar el gota – gota, que tanto daño ha hecho a los ciudadanos que no tienen acceso al sistema bancario. Igualmente, se busca potencializar la industria del cine, como fuente de desarrollo económico para Cali y darle mayores garantías de sostenibilidad a las unidades productivas familiares o famiempresas.  

Imagen del portal

“Uno de los retos que se propone con esta política pública es poder facilitar la creación sostenible de empresas que a su vez generen empleabilidad formal. Bajo esa visión se busca darle prioridad a quienes generen emprendimientos facilitando la legalización de sus empresas y logren generar oportunidades como herramientas para disminuir la inseguridad y la tasa de homicidios”, precisa Fernando Alberto Tamayo Ovalle.

La inversión tanto local como extranjera debe ser otro mecanismos que genere desarrollo económico, sostuvo Tamayo Ovalle quien lideró el proyecto de acuerdo en la Comisión de Plan y Tierras, junto a Diego Sardi de Lima. “Debemos apostarle a la generación de empleo con calidad, con todas las prestaciones. Y buscar inversionistas extranjeros, como sucedió en los años 30 y 50 cuando esas multinacionales dinamizaron a Cali generando todo un desarrollo social y humano”, enfatizó Tamayo Ovalle.

En ese orden de ideas también se pronunció Angélica Mayolo, secretaría de Desarrollo Económico y doliente de la política económica aprobada por el Concejo. “Esta es la primera política pública de Desarrollo Económico, donde el Concejo demuestra su liderazgo y participación, reconocemos sus fortalezas, pero tenemos grandes retos, quizás el más significativo reducir el desempleo  y la  informalidad”.

Imagen del portal

Asimismo, Mayolo afirma que algunas acciones que contiene la política pública aprobada por el Concejo, buscan disminuir realidades entre ellas, lograr la sostenibilidad de las empresas que se crean, porque el 50% de las que inician no superan los cinco primeros años; solo el 25% de la población en general tiene acceso a la bancarización o al crédito formal; pero más preocupante, dice Mayolo, es que 180 mil caleños buscan empleo y más de 80 mil son trabajadores informales, “cambiar esa realidad de rezago económico solo se puede hacer con política de largo plazo”.

Entre las herramientas que propone la política pública de desarrollo económico para Cali, están:

  1. Promover la formación de capital humano, articulado con las necesidades de las empresas. “Si seguimos formando a la gente en lo que no va a conseguir empleo, simplemten habrá más pobreza”, indica Mayolo.
  2. Simplificar y agilizar trámites públicos. “Necesitamos generar un clima adecuado de negocios y en eso debe modernizarse Cali, disminuyendo la carga tributaria”.
  3. Facilitar el acceso al crédito formal a un mayor número de caleños, a través del banco de las oportunidades.
  4. Incorporar ciencia, tecnología e innovación en las empresas caleñas. Impulsar el turismo de salud, sumado a ello otras actividades económicas.
  5. Reducir la carga tributaria para empresa y emprendimientos. Toda esta estrategia sobre la base de un estudio, que oferte beneficio en especial a las pequeñas empresas o Mipymes.

Otro de los mecanismos que busca posicionar a Cali en el marco nacional e internacional, es buscar que identifica a Cali ante los ojos del mundo. En ese sentido, Fernando Tamayo Ovalle propuso que desde la Secretaría de Desarrollo Económico se defina en el mediano plazo que actividades de orden cultural, turístico, deportivo, empresarial o servicios dan identidad a la municipalidad en el contexto nacional e internacional, con el propósito de generar la marca de ciudad Santiago de Cali, lo que permitirá promover a nivel local, regional y mundial a la capital del Valle del Cauca, apostándole a una marca unificada, que parte de estudios e investigaciones antropológicas propias de la idiosincrasia caleña raizal.

Contrario al pensamiento de Mayolo y Tamayo, se mostró la Concejal Patricia Molina Beltrán, quien aseveró que el empleo como empleo de servicio no genera estabilidad de largo plazo. Igualmente Molina se mostró distante en que la empresa del cine pueda ser un dinamizador del empleo. “En el estudio del presupuesto para Cali del año 2020, veremos qué tanto de está política pública queda inmerso para el nuevo periodo”.

Imagen del portal

Molina Beltrán, también cuestionó los impulsos de gastronomía y bilingüismo como parte de la estrategia de desarrollo económico para Cali, por considerar que esos empleos no son estables y menos dignos. “El vender comidita al turista o de hablar inglés en hoteles son empleos de rebusque”; precisó la Concejal quien votó negativamente la política pública de desarrollo económico.

Concejo de Santiago de Cali

Comunicado Informativo: 21.2.3.258