Restricción de construcción en altura deja a POT de Cali como letra muerta

Concejo de Cali. Santiago de Cali, julio 18 de 2019.-  Si el municipio de Cali, hoy Distrito Especial quiere reducir la informalidad y el desempleo a partir de líneas competitivas que plantea el proyecto de acuerdo 106 que contiene la política pública de Desarrollo Económico para los próximos 10 años, tendrá que empezar por modificar el actual Plan de Ordenamiento Territorial POT y concertar con autoridades como la Fuerza Aérea Colombiana aspectos que afectan proyectos urbanísticos en altura y la redesenficación.  

Imagen del portal

La propuesta surge de los Concejales Fernando Alberto Tamayo Ovalle y Diego Sardi de Lima Ponentes del proyecto de acuerdo que propone la adopción de una política pública para el Desarrollo Económico de Cali, a partir de modelos de empleo, emprendimiento y formalización de las empresas, pero superando las barreras que hoy tiene desde lo legal el Municipio.

Además de la restricción que hoy tiene el POT, Cali no genera incentivos tributarios para los empresarios o inversionistas, el exceso de oferta académica en carreras que no necesita el mercado laboral y la escasez en la que sí necesitan las empresas.

Según cifras del DANE en Cali hay 186.300 personas desocupadas,  mientras que la informalidad alcanza el 45.8%, es decir casi 500.000 caleños no tienen un empleo de calidad, no cotiza seguridad social y no devengan una asignación salarial permanente.

Imagen del portal

La directora de Planeación Municipal, Elena Londoño, explicó ante los Concejales de la Comisión de Plan y Tierras, donde se estudia la política pública de Desarrollo Económico, que la definición del modelo territorial de Cali pasa por permitir el desarrollo de proyectos económicos por centralidades y usos de suelo.

El Concejal Ponente Diego Sardi de Lima, manifestó su preocupación por que no se pueden desarrollar las zonas de densificación para vivienda. “Me preocupa que Cali se quedó sin suelo y la vivienda y los ingresos por predial e industria y comercio se van para otros municipios como Jamundí o Candelaria”, anotó.

Sardi de Lima agrega, que al ver el mapa de la zona de expansión hacia el sur, se observa que al proponer el desarrollo de proyectos de vivienda hacia el corredor Cali – Jamundi, el grado de complicación “porque todo el mundo sabe que esa zona no tiene oferta de servicios públicos ni de vías”.

“La Carrera 8 necesita una redensificación inmediata. Los constructores de Bogotá que iban a desarrollar vivienda en la antigua Bavaria se fueron porque la Fuerza Aérea unilateralmente decidió tirarse esta ciudad. Yo no veo ninguna unidad de ciudad, si yo fuera alcalde de Cali habría hecho un paro alrededor de la Base Aérea. El silencio es absoluto respecto de la restricción para construir en altura interpuesta por la FAC, ni  los medios, ni el Concejo, menos el Alcalde volvieron  hablar del particular”, aseveró Sardi.

Imagen del portal

Pero demandó que para ese tema tan sensible en materia económica y también de seguridad nacional, se busquen alternativas y “ponernos de acuerdo para que la Base Aérea se vaya de Cali y se instale en Palmira. Y esto de lo que estoy hablando está amarrado al desarrollo económico, todo lo que podamos densificar pegado del tren de cercanías y que lo que hoy es la Base Aérea sea un parque central de Cali, sería un ideal”, afirmó Sardi de Lima.

Sardi de Lima afirmó que lo que presenta Elena Londoño no sirve. “El POT es letra muerta”, puntualizó.

Sobre el tema, la directora de Planeación informó que la Alcaldía y los gremios sí se han movilizado, pero reconoció que sí hace falta que la gente se una y haga una movilización. “El Ministerio de Defensa está acabando con nuestro ordenamiento territorial y en este momento hay una inseguridad jurídica absoluta, sin tener ellos en cuenta que es la construcción la que genera mayor empleo de la ciudad. Con lo que pasó con la Base Aérea, el POT quedó valiendo nada.”, afirmó.

Imagen del portal

Entre tanto, la Secretaria de Desarrollo Económico, Angélica Mayolo, explicó que la construcción de la política pública que se discute en el Concejo, se trabajó con el Observatorio Regional del Mercado de Trabajo, con algunas universidades, la Cámara de Comercio y con la Comisión Regional de Competitividad, con quienes se logró tener cifras actuales. “Hace dos años estamos trabajando en la construcción de la política y hemos validado este tema con instituciones con conocimiento técnico”, sostuvo.

Según cifras del DANE la informalidad en Cali alcanza el 45.8%, es decir casi 500.000 caleños no tienen un empleo de calidad, no cotiza seguridad social y no devengan una asignación salarial permanente.

La concejal Alexandra Hernández señaló que hay que apostarle a la educación financiera, especialmente para esas personas que tienen su emprendimiento. “Rosquillas Caleñas nació de un emprendimiento de dos personas, entonces sí es posible que las empresas crezcan y se destaquen”.

Imagen del portal

El diagnóstico de la Secretaría de Desarrollo Económico indicó Hernández Cedeño, revela que el tejido empresarial que la ciudad tiene no alcanza a generar todos los puestos de trabajo que se necesitan, existen problemas en el acceso a crédito, una brecha en la formación del capital humano porque la gente estudia profesiones que no se requieren. “Estamos llenos de abogados, contadores, entre otras profesiones, pero pocos ingenieros y desarrolladores de software”, acotó la funcionaria.

Dentro de las metas de la política están la creación de 391.000 empleos en diez años con el objetivo de reducir la tasa de informalidad en 10 puntos porcentuales. “Toca repensar la ciudad para crear estímulos y debemos implementar acciones diferenciadas”, dijo la secretaria Angelica Mayolo.

Frente a estas cifras y las de desempleo y empleo informal que tiene Cali, el Concejal Sardi de Lima dijo que los números son preocupantes cuando tenemos tanta informalidad. “Uno de los retos más importante es la educación y la cualificación del personal es importante”, agregó.

Para Sardi la primera política pública que se debió presentar al Concejo fue la de Desarrollo Económico.

El concejal Henry Peláez aseguró que es necesario ampliar las exoneraciones de pago en el impuesto de industria y comercio. “Actualmente las personas que declaran menos de 32 millones de pesos no pagan industria y comercio, pero si fuera más alto permitiría emprender a más personas. Los ilegales nunca pagan, deberíamos incentivar la legalización de los negocios con exoneraciones o alivios tributarios”, comentó.

El concejal ponente Sardi de Lima aseguró que nadie ha dimensionado el tamaño del problema que tiene Cali, por eso son tan importantes las cifras. Esta es la verdadera radiografía del problema social de Cali y si no hacemos nada, tendremos una ciudad inmanejable. Pongo de ejemplo a Zonamérica, que está al borde de fracasar porque no hay gente que hable inglés para trabajar en los call centers”, expresó el concejal.

Imagen del portal

El concejal Henry Peláez manifestó que es vergonzoso que la ciudad no va a tener la política pública del bilingüismo. “Eso es un daño a la ciudad en materia competitividad, y nos estamos dando cuenta que esa es la mayor necesidad de la ciudad. Entonces son las pequeñas cosas que tenemos que hacer y no hacemos. En 10 años, una persona que no habla inglés está condenada a no tener trabajo”, sostuvo.

El coordinador ponente, Fernando Tamayo, señaló que Cali no estuvo a la altura de generar una ley como la Ley Paéz. “En el POT no generamos una zona industrial fuerte y esta falta de decisión de las administraciones de generar exoneraciones tributaria nos han desplazado y en eso hay que aprenderle a Barranquilla y Armenia. Si fracasa Zonamérica, los empresarios no querrán venir por lo menos en 20 años. Otro aspecto que no hace llamativa a la ciudad es el tema de seguridad porque tener una tasa 40 homicidios sobre 100.000 habitantes, el doble de la del país, es casi una lápida para la inversión”, aseveró.

Imagen del portal

Tamayo indicó que se debe asumir a que Cali sea una ciudad de servicios, porque los empleos que se generan son importantes. “Un ejemplo es Buenos Aires, que cuando sucedió lo del Corralito la salvó el turismo. Y Cali tiene una potencialidad inmensa en el turismo con nuestro producto fuerte en la salsa. Si queremos solucionar el problema no podemos pensar que la ciudad de servicios no sirve. Mire, en medio de la crisis de Cali, la ciudad se gana un premio de turismo cultural, esas son las oportunidades que tenemos que aprovechar y desarrollar negocios competitivos alrededor de la cultura, el turismo, la rumba, la gastronomía, la salud y la filmografía, porque una película de Netflix deja 3,5 millones de dólares de réditos a una ciudad y acá no estamos aprovechando ese escenario”, indicó.

Para Tamayo, “hemos pensado la ciudad con mentalidad de pobres y como pobres vamos a funcionar. Yo espero que con estos proyectos pasemos del verbo al hecho. Necesitamos mercadear la ciudad, es vital el banco de las oportunidades”, acotó.

La Concejal María Grace Figueroa Ruiz indicó, que mientras el Municipio no se modernice, es imposible que los negocios se formalicen. Agregó que hay que reunirse con la academia, hay que ser un llamado a que establezcan carreras acordes con la necesidad de la ciudad. Y es indispensable una llave con el Sena, hay cursos que se abren y se quedan vacíos, porque es imposible acceder a la página web. Hay que citar al señor de las TIC porque muchos de esos puntos wi fi no funcionan bien o no funcionan”, dijo Figueroa.

Imagen del portal

Puso como ejemplo a la cantidad de gente haciendo cursos de agentes de tránsito, “¿para qué?, si no hay puestos, tenemos una capacidad limitada para nombrar en el Municipio. Al tema educativo hay que hacerle una transformación”, afirmó.

La concejal instó a Planeación Municipal a modernizarse, de lo contrario la ciudad seguirá postrada porque esa es una dirección postrada en tramitologías y en todo. “Es totalmente absurdo, ni hablemos de los usos de suelo”, comentó.

La Concejal Alexandra Hernández Cedeño dijo que se necesita una mesa educativa, a lo que la secretaria Angélica Mayolo le respondió que existe una mesa municipal de empleo con universidades para revisar las necesidades de carreras no cubiertas, especialmente en la formación técnica y tecnológica. Este tema también lo estamos trabajando con los gremios.

Finalmente, la funcionaria dijo que parte de los problemas están en que Cali no produce patentes, a pesar que tenemos universidades de alta calidad, hay poca inversión de las empresas en ciencia, tecnología e innovación, se debe fortalecer las microempresas para que crezcan o se mantengan y traer nuevas empresas, ojalá multinacionales.

La apuesta de ciudad debe estar en la economía naranja con líneas de acción como formar mejor capital humano, tener marco regulatorio que beneficie la inversión, ampliar los recursos para ciencia y tecnología y acceso a financiación.

Imagen del portal

Mientras que el Concejal Jacobo Nader solicitó que se tenga en cuenta la creación de un puerto seco, se debe contemplar el acompañamiento de expertos en exportación para ayudar a las empresas pequeñas, los Bonos Verdes y que la Administración monte una planta de transformación de productos agrícolas que dé valor agregado a la producción campesina.

Concejo de Santiago de Cali

Comunicado Informativo: 21.2.3.190