Saltar al contenido

Ricardo Castro: un cerebro brillante de Alianza Verde para el Concejo de Cali

Ricardo Castro, precandidato para el Concejo de Cali por la Alianza Verde. ELECCIONES 2019.

Por: Guido Toro

Falta poco más de un mes para que las presentes elecciones entren en vigor, y en la arena política la misma población sufragante le verá la cara a los candidatos, algunos conocidos en el ámbito público, mientras que hay otros que han decidido lanzar su nombre por primera vez porque consideran que ha llegado la hora de la verdad.

En época electoral hay que decidir entre la crítica o la queja, “porque no somos capaces de tomar una decisión, a sabiendas de que podemos hacer algo diferente. Yo tomé la decisión de apartarme de esa posición para enfrentar la realidad, y decir yo quiero aportar algo”.

Así lo aseguró Ricardo Castro con palabras claras y una visión muy acertada de los problemas que le duelen a Cali, para poder hacer un aporte en la promoción social de los caleños, especialmente en la vida de los menos favorecidos.

En la práctica, y aunque no ha contado con silla alguna en corporaciones públicas, Castro lideró una iniciativa para mejorar la condición económica de más de 200 vendedores particulares de perfumes, después de formar una cooperativa que les permitiera importar directamente las fragancias, con el objeto de que ellos adquirieran los productos a menor precio, y así incrementar las utilidades de estos emprendedores.

No obstante, los senderos políticos no son extraños para este joven químico, que en el pasado ha motivado 3.700 votos en una sola candidatura para el Senado a nombre del Partido Verde, y casi 3.000 más para otro candidato al Concejo.

Castro tiene una visión muy acertada de los problemas principales que afectan fuertemente a los caleños, como por ejemplo, la inseguridad y el desempleo, algo que coincide con los reportes oficiales de las estadísticas.

Si bien este precandidato de la Alianza Verde es consciente de que su aspiración llega hasta el Concejo solamente, tiene total claridad de proyectos en el ámbito de la educación, así como la promoción de los microempresarios, que podría gestionar desde esa entidad pública.

“En un país educado no hay -raponeros-, o políticos que se roben los recursos, las fabricas producen con honestidad, las personas no arrojan la basura a las calles, el índice de pobreza se reduce casi a cero, y consecuentemente el índice de homicidios y de violencia disminuye”.

“La educación le garantiza a una sociedad, al menos, lo vital para que las personas tengan una vida digna”, aseguró con sus propias palabras, este joven que empieza a militar en la política, dotado con un cerebro brillante.

De la misma forma, Ricardo Castro está convencido de que la inseguridad es fruto del desempleo, y por lo tanto, no se puede combatir con más policías, sino con “mecanismos que permitan que los microempresarios impulsen sus ideas de negocios, y sean capaces de formalizarlas, así ellos podrán crear una o dos fuentes de trabajo”.

“Una de las formas de fortalecer la economía de un país, al tiempo que se apoya a los microempresarios, es con la calificación de sus productos frente a los estándares de calidad, para que esos productos puedan ser exportados a otros países”, puntualizó Castro.

Eco Ruta revista Ver todo

Eco Ruta es una revista dedicada a promover la sostenibilidad, el folklore, la cultura, y el turismo de Cali, el Valle, y Colombia.

Director: Guido Toro

A %d blogueros les gusta esto: