El estado del fracking en el PND aprobado

REDACCIÓN. El Plan Nacional de Desarrollo (PND) propuesto por el Presidente Duque, del partido Centro Democrático, fue aprobado el pasado 2 de mayo, mientras se libraba otra “batalla” para rechazar las objeciones que el primer mandatario había remitido al Congreso, a fin de modificar la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

En medio de la gran polémica entre congresistas, y medios de comunicación pertenecientes a los dos grupos mayoritarios del país, no se hizo evidente el trámite y posterior aprobación del PND, que incluye un texto indicando “que el Ministerio de Minas y Energía estudiará la viabilidad de la exploración y producción de yacimientos no convencionales”.

Aunque las líneas anteriores no incluyen la palabra “fracking”, sí es una práctica que está incluida en el marco de la –exploración-, al igual que cualquier otra actividad similar.

Las dudas quedan despejadas después de la publicación de la Representante Katherine Miranda, del partido Alianza Verde, cuando afirmó en su cuenta de Twitter que “pedí a la Plenaria de la Cámara que sacáramos de las bases del Plan de Desarrollo la posibilidad de explorar y explotar a través del FRACKING. Fui derrotada.

Carlos Andrés Santiago, vocero de la organización Colombia libre de fracking, dijo para El Tiempo que “tal como se desarrolló la votación, es clara la posición de partidos como el Centro Democrático, Conservador, la U y Cambio Radical, que en contradicción con la promesa de campaña del presidente Iván Duque, de no hacer fracking en el país, demuestran su incoherencia al permitir la explotación petrolera a través de esta técnica”. 

Los Páramos

Hasta hace algunas semanas el país estaba en alerta, debido a que el PND se ontemplaba la derogación del artículo 173 de la Ley 1753 de 2015 (artículo 183 del texto en estudio) , con lo cual se elimina la protección y delimitación de páramos para adelantar actividades de exploración y explotación de recursos naturales”.

Según El Nuevo Siglo, por medio de “un comunicado conjunto del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el DNP dice que ambas entidades “tramitarán la exclusión del artículo que derogaba la disposición 173 del anterior Plan Nacional de Desarrollo”, dando por sentado que los páramos seguirán bajo la protección del Estado.

La verdad sobre la protección o el detrimento de las fuentes de agua procedentes de los páramos, y que abastecen a los colombianos del líquido vital para la vida, se revelará en los próximos días cuando inicien los estudios nacionales para la exploración petrolera.