En Valle del Cauca se firman acuerdos para proteger al oso andino

Parques Naturales. Acuerdos de restauración ecológica participativa suscritos entre Parques Nacionales Naturales de Colombia y propietarios de predios al interior de Farallones de Cali.

Cali, 04 de abril de 2019. En el Corregimiento El Queremal, Parques Nacionales Naturales de Colombia, la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca – CVC, la Organización Wildlife Conservation Society – WCS, la Alcaldía del municipio de Dagua y la comunidad de la cuenca media y alta del Rio Anchicayá, se reunieron para firmar acuerdos de restauración con familias vinculadas a los procesos de restauración y conservación de los bosques en pie y el habitad para en oso andino.

Los primeros cinco acuerdos de restauración fueron firmados en el marco del proyecto Conservamos la Vida, sumándose así a los 30 acuerdos de Conservación que adelanta el Parque Nacional para mejorar las condiciones de calidad de vida de las familias vinculadas en la propuesta y garantizar acciones de Restauración ecológica para la conservación de los bienes y servicios ambientales que ofrece esta área protegida del pacífico colombiano.

Estos acuerdos hacen parte de las líneas estratégicas que tiene Parques Nacionales Naturales para disminuir los conflictos por uso y ocupación de áreas estratégicas de conservación, articulando las estrategias de Restauración Ecológica y de Uso, Ocupación y Tenencia, entre otras; las cuales se vinculan directamente bajo el Proyecto Estrategia de Conservación del Oso Andino (tremarctos ormatus) en el núcleo de conservación Tatamá-Farallones-Munchique, el cual empezó en septiembre del año 2015.

El Parque Nacional Natural Farallones de Cali cuenta con su proyecto de Restauración ecológica aprobado en el año 2018, el cual contempla los lineamientos de la política de restauración ecológica y la ruta para la firma de acuerdos de restauración que propone Parques Nacionales Naturales de Colombia, lo que permite que la entidad se sume al proyecto Conservemos la Vida, con Wildlife Conservation Society (WCS) y la Corporación autónoma Regional del Valle del Cauca, bajo la financiación del Grupo Argos, EPSA y CELSIA.

Este proyecto está siendo desarrollado en pro de la conservación del hábitat del Oso Andino, propendiendo por un trabajo conjunto con las comunidades de campesinos que por medio de sus actividades pudieran afectar el entorno de esta especie, para ello fueron planteados planes de acción y programas de educación ambiental con el fin de promover prácticas de restauración, preservación y rehabilitación de estas áreas.

“Lo que se busca en el proyecto Conservamos la Vida es la protección del Oso Andino, una especie muy importante por todo lo que representa en los diferentes bosques para la conservación de biodiversidad y la producción de bienes y servicios relacionado con el tema del agua. (…) Aquí se demuestra que es posible realizar unos esfuerzos tanto desde lo comunitario, como público y privado, para lograr la conservación de una especie que realmente está muy amenazada y desde una perspectiva diferente que la de enemigo del ser humano. Se trata de ponernos de acuerdo entre todos para lograr la conservación del Oso Andino y todas las especies que están a su alrededor”_, expresó Robinson Galindo Tarazona, Director de la Territorial Pacífico de PNN.